EXFOLIACIONES
QUÍMICAS

TRATAMIENTOS ESPECÍFICOS PARA REVERAL UNA PIEL MÁS SUAVE Y VISIBLEMENTE SANA

Las exfoliaciones químicas realizadas en consultorio son esenciales para mantener y restaurar la apariencia y el bienestar de la piel. Al ser realizados por un profesional de los cuidados de la piel, estos tratamientos exfoliantes ayudan a recomponer la superficie de la capa superior de la piel para revelar una nueva piel visiblemente sana debajo de ella. Las exfoliaciones químicas están disponibles en una diversidad de fórmulas y de concentraciones para tratar distintos problemas de la piel, incluidas las líneas finas y las arrugas, las imperfecciones, los poros dilatados y el tono de piel no uniforme

EXFOLIACIONES QUÍMICAS

Preguntas frecuentes

¿QUÉ SON LAS EXFOLIACIONES QUÍMICAS?

Los profesionales de los cuidados de la piel realizan estas exfoliaciones químicas que actúan exfoliando la superficie de la piel para reducir la aparición de imperfecciones, para suavizar la textura de la piel, mejorar su luminosidad y restaurar el bienestar de la piel. Estos tratamientos son efectivos y pueden realizarse sobre el rostro, el cuello, el escote, las manos, los brazos o las piernas. Resultan muy efectivos para potenciar la renovación celular y mejorar la apariencia de la superficie de la piel.

Durante el tratamiento, su profesional de la piel aplicará una capa o más de una solución química exfoliante sobre la piel por un periodo determinado de tiempo. Esto dependerá del tipo de exfoliante químico que se utilice, la concentración de la solución, el tipo de piel y la reactividad de la piel al tratamiento. Aunque algunas exfoliaciones son autoneutralizantes, la mayoría de las fórmulas necesitan neutralizarse con una solución amortiguadora o con agua al finalizar el tratamiento. El objetivo es crear una lesión controlada y segura a la piel, por la cual incitar a la piel a repararse naturalmente y revelar una piel nueva y más luminosa.

Es importante que un profesional matriculado de los cuidados de la piel realice la exfoliación química y que tenga acceso a soluciones de exfoliación de alta performance cuyos resultados sean clínicamente comprobados. Tu profesional de la piel también puede recomendarte productos de cuidado diario avanzados para preacondicionar la piel o para extender los resultados.

¿PARA QUIÉNES SON LAS EXFOLIACIONES QUÍMICAS?

La profundidad y el tipo de exfoliación química que un profesional de los cuidados de la piel utilice dependerá de la condición de la piel, del fototipo de la piel según la escala Fitzpatrick (color de la piel y probabilidad de quemarse) y de los hábitos de cuidados de la piel del cliente. En general, mientras más alto sea el tipo de piel Fitzpatrick, se debe tener una mayor precaución para evitar que se genere una respuesta pigmentaria. Generalmente, las exfoliaciones químicas no se recomiendan para las pieles extremadamente sensibles y para aquellas que sufren una disfunción de la barrera dérmica (eczema, psoriasis, etc.).

Consulta con tu profesional de cuidados de la piel para comprender mejor los tipos más apropiados de exfoliación química para tu tipo de piel específico.

¿QUÉ TIPO DE EXFOLIACIÓN QUÍMICA ES LA ADECUADA PARA MÍ?

Las exfoliaciones químicas se categorizan según la profundidad de penetración en la piel: superficiales, medias o profundas. Las exfoliaciones superficiales solo penetran la capa superior de la epidermis. A menudo se realizan en una serie para tratar las líneas finas y las arrugas alrededor de los ojos y la boca. Una exfoliación media es más efectiva para los pacientes con daño moderado en la piel, incluidas las manchas de la edad, las pecas y las queratosis actínicas. Suele acompañarse con tratamientos de láser para maximizar su efectividad. Las exfoliaciones químicas profundas son bastante agresivas y afectan la piel hasta el nivel de la capa reticular de la epidermis. Las exfoliaciones químicas profundas, tradicionalmente realizadas con fenol, no son comunes hoy ya que la moderna tecnología láser brinda mayores resultados con más control y un malestar menor luego del procedimiento.

Estas soluciones físicas utilizadas en estos tratamientos de exfoliación química entran en dos categorías generales: ácidos solubles en agua, incluidos los alfahidroxiácidos (AHA) y el ácido tricloroacético (ATC) y ácidos solubles en aceite, tales como los betahidroxiácidos (BHA) Algunos ácidos son solubles tanto en agua como en aceite, tales como el ácido mandélico y el resorcinol. Por lo general, los AHA tienen un efecto de secado menor que los BHA sobre la piel. El resorcinol, hecho popular primeramente por la exfoliación Jessner (una mezcla de resorcinol y de ácidos salicílico y láctico), puede romper la piel áspera, escamada y endurecida, lo cual lo convirtió en un complemento popular de las exfoliaciones medias y profundas.

El tipo y la profundidad de la exfoliación química dependerá de tu tipo de piel, tu problema específico, tu tipo Fitzpatrick y tus hábitos de cuidados de la piel. Consulta con tu profesional de los cuidados de la piel para elaborar un plan de tratamiento para las necesidades específicas de tu piel y para comprender cómo preservar los resultados con un tratamiento diario avanzado.

¿CÓMO ACTUAN LAS EXFOLIACIONES QUÍMICAS?

Las exfoliaciones químicas mejoran la textura y la apariencia de la piel al retirar las capas exteriores de la piel. Son tratamientos faciales efectivos para mejorar las imperfecciones, las líneas finas, las arrugas y el tono de piel. Durante el tratamiento, se aplica una cantidad predeterminada de solución exfoliante sobre el rostro, el cuello, el escote, las manos, los brazos y las piernas. Esta solución actúa reaccionando con la capa superior de la piel para disolver eficientemente las conexiones que unen las células superficiales con la piel, y revelando, en última instancia, una piel visiblemente más sana y suave que yacía debajo. La acción folicular de una exfoliación química supera ampliamente el efecto de una exfoliación física o de un cepillo. Lo mejor de todo es que las exfoliaciones químicas son adecuadas para casi todas las personas. Es cuestión de determinar cuál de los químicos es el mejor para tu tipo de piel y para tu problema específico.

Los ácidos químicos se rompen aún más por acción del pH de la fórmula (mientras menor sea el pH, el ácido es más fuerte) y el tamaño de la molécula misma. Por ejemplo, una concentración del 20 % del ácido glicólico a un pH de 3 será más fuerte que la misma fórmula de ácido láctico porque la molécula glicólica es mucho más pequeña y capaz de penetrar la barrera dérmica.

Tu profesional de los cuidados de la piel podrá determinar la fórmula de exfoliación más adecuada para tu tipo de piel y el tratamiento más efectivo para después del procedimiento.

¿QUÉ ES LO QUE SENTIRÉ DURANTE UNA EXFOLIACIÓN QUÍMICA?

Aunque un químico superficial producirá una sensación de hormigueo en la piel. Sin embargo, esta leve incomodidad desaparecerá, por lo general, cuando se neutralice la solución exfoliante. Las exfoliaciones más profundas pueden sentirse muy activas y requerir la aplicación de una crema de adormecimiento antes del procedimiento. Por lo general, la piel que está acostumbrada al uso de ácidos tolerará las fórmulas más fuertes.

Una exfoliación superficial puede producir algo de enrojecimiento, similar a una quemadura de sol leve, la cual puede durar entre 3 y 5 días. Las exfoliaciones medias y profundas son más intensas y producirán un enrojecimiento visible, hinchazón, ampollas (en el caso de las exfoliaciones profundas) o descamación por un periodo de entre 7 y 14 días. Las exfoliaciones químicas profundas pueden también requerir que se apliquen vendas por unos pocos días luego del tratamiento, junto con analgésicos recetados para controlar la incomodidad.

Inmediatamente después de una exfoliación química, la piel se vuelve más fotosensible. Es absolutamente necesario que se aplique una pantalla solar de amplio espectro a diario luego del tratamiento y que se evite o se reduzca al mínimo toda exposición al sol.

¿CUÁNDO DEBO REALIZARME UNA EXFOLIACIÓN QUÍMICA?

Cuándo y con qué frecuencia se debe recibir una exfoliación química variará según la profundidad y la concentración del exfoliante. Las exfoliaciones superficiales pueden ser parte de un programa continuo y mensual de mantenimiento de la piel. Las exfoliaciones medias y profundas suelen realizarse en una serie de 3 a 6, mientras que la exfoliación profunda puede realizarse solamente una o dos veces al año. Cualquier serie de exfoliaciones debe realizarse bajo la conducción de un esteticista médico o un dermatólogo experimentado.

Debido a la naturaleza exfoliante de estos tratamientos químicos, la piel puede volverse más susceptible al daño por parte de los factores agresivos ambientales inmediatamente después del tratamiento. Es esencial también que se aplique una pantalla solar de amplio espectro a diario cuando utilices retinol. Tu profesional de los cuidados de la piel también puede recomendarte un tratamiento diario de cuidados que te ayude a mantener los resultados de la exfoliación química.

En momentos de exposición o actividad UV aumentada, se deben evitar las exfoliaciones químicas profundas o las series de exfoliaciones de profundidad media, ya que producen una alta sensibilidad al sol en la piel. Son preferibles las exfoliaciones químicas superficiales o los agentes exfoliantes más livianos.

¿DÓNDE DEBO REALIZARME UNA EXFOLIACIÓN QUÍMICA?

Aunque son comunes, las exfoliaciones químicas son fuertes y pueden tener resultados potencialmente negativos o imposibles de anticipar. Estos pueden incluir cicatrices, hinchazón, infección o decoloración. Una consulta con un esteticista o un médico en cosmética de tu confianza es la mejor manera de incorporar las exfoliaciones químicas en el tratamiento para el mantenimiento de tu piel. Tu profesional del cuidado de la piel trabajará contigo para determinar un plan de tratamiento de exfoliación química personalizado para las necesidades de tu piel y puede recomendar una rutina posterior al tratamiento para ayudar a preparar y proteger la piel.

¿ESTÁS BUSCANDO ASESORAMIENTO ESPECIALIZADO SOBRE CUIDADO DE LA PIEL O TRATAMIENTOS PROFESIONALES?

Nuestros profesionales del cuidado de la piel están ampliamente capacitados para diseñar rutinas que atiendan los problemas únicos de tu piel y para guiarte en tu plan de tratamiento avanzado.

Encuentra un profesional del cuidado de la piel cerca de donde estés
¿ESTÁS BUSCANDO ASESORAMIENTO ESPECIALIZADO SOBRE CUIDADO DE LA PIEL O TRATAMIENTOS PROFESIONALES?