Main content

LUZ PULSADA INTENSA

LUZ PULSADA INTENSA: TRATAMIENTO DE FOTORREJUVENECIMIENTO PARA MEJORAR DIVERSOS PROBLEMAS DE LA PIEL


Luz pulsada intensa

La luz pulsada intensa es un tratamiento no invasivo, no ablativo, que administra luz de alta intensidad en las capas más profundas de la piel para mejorar líneas finas y pliegues, lesiones vasculares, enrojecimiento, capilares rotos y manchas solares. El rango y la longitud de onda de la luz emitida durante el tratamiento pueden ajustarse para adaptarse a las necesidades y preocupaciones específicas de tu piel.



PREGUNTAS FRECUENTES



¿QUÉ ES LA LUZ PULSADA INTENSA (IPL)?


A partir de los 30 años, la producción de colágeno y elastina disminuye y la renovación celular empieza a reducirse, lo que dificulta la recuperación de la piel de las lesiones e inflamaciones. Estos factores comienzan a manifestarse en la piel en forma de manchas marrones y decoloración, capilares visibles, tono de piel desigual, y líneas finas y pliegues. Los tratamientos con luz pulsada intensa ayudan a mejorar cada uno de estos problemas.

También conocido como fotorrejuvenecimiento o fotofacial, la luz pulsada intensa es un tratamiento no ablativo que emite pulsos de luz intensos y visibles sobre una zona determinada sin dañar la piel circundante. La energía de la luz es absorbida por la melanina (responsable del pigmento de la piel) y la hemoglobina (glóbulos rojos de los vasos sanguíneos). Como resultado, estas estructuras se dañan y son absorbidas por el cuerpo o llevadas a la superficie de la piel donde se desprenden.

La luz pulsada intensa consigue tartar las líneas finas y los pliegues, manchas oscuras, os capilares visibles y las rojeces. Aunque los resultados pueden ser visibles después de una sesión, normalmente se recomienda una serie de 3 a 5 tratamientos para obtener resultados óptimos. Debido a tu naturaleza no ablativa, la luz pulsada intensa requiere muy poco tiempo de inactividad y puede repetirse una vez al mes, según lo aconsejado por el profesional del cuidado de la piel.




¿QUIÉN ES UN BUEN CANDIDATO PARA LA LUZ PULSADA INTENSA (IPL)?


Los tratamientos de luz pulsada intensa son ideales para personas con cutis claro a medio que buscan mejorar finas y pliegues, decoloración, tono de la piel, daño solar, lesiones vasculares o inflamación capilar. Debido a las múltiples longitudes de onda utilizadas durante un tratamiento de IPL, este puede ajustarse a un espectro de tonos de piel. Sin embargo, las pieles claras, relativamente elásticas y con "tendencia a las pecas" son las que más mejoran.

Los tonos de piel más profundos son más propensos a la formación de ampollas y a la hiperpigmentación posinflamatoria, especialmente porque la melanina es uno de los principales objetivos de un tratamiento con IPL. Un profesional experimentado puede seguir teniendo éxito en pieles más profundas, pero generalmente se necesitan tratamientos adicionales, ya que la intensidad de las longitudes de onda se reduce para evitar que se desencadene una respuesta de los pigmentos. Se pueden obtener mejores resultados con tratamientos láser como el láser YAG o el láser Q-switched YAG.

También hay ciertos medicamentos, como los anticoagulantes, que pueden aumentar los riesgos asociados al fotorrejuvenecimiento. Antes de programar un tratamiento, debes comentar cualquier medicamento que estés tomando con tu profesional del cuidado de la piel. Ten especial precaución si estás utilizando medicamentos como Accutane, ya que aumenta la sensibilidad al sol. En estos casos, el tratamiento con luz pulsada debe posponerse hasta al menos 6 meses después de que se haya completado la medicación. Como precaución, las mujeres embarazadas también deben evitar los tratamientos de luz pulsada.




¿CÓMO FUNCIONAN LOS TRATAMIENTOS DE LUZ PULSADA INTENSA (IPL)?


Es importante tener en cuenta que la IPL no es un tratamiento de rejuvenecimiento con láser. Si bien los dos dispositivos funcionan con mecanismos similares de entrega de energía lumínica de alta intensidad a células específicas de la piel, los láseres funcionan con una sola longitud de onda. Los tratamientos de luz pulsada proporcionan múltiples longitudes de onda, lo que les permite dirigirse a diversas afecciones. También son no ablativos, lo que significa que no dañan la superficie de la piel, mientras que algunos tratamientos con láser pueden ser ablativos.

El alcance y la frecuencia de la luz emitida por un dispositivo de IPL pueden ajustarse y controlarse en función del alcance del tratamiento y de los problemas individuales de tu piel. Las ondas de luz resultantes se "filtran" para dirigirse a rojeces (hemoglobina) o manchas oscuras (melanina). Esta energía luminosa es absorbida por las zonas objetivo y se convierte en energía térmica, que daña las paredes de los vasos sanguíneos o rompe el pigmento. Estos vasos sanguíneos dañados y el pigmento suben a la superficie de la piel o son arrastrados por el sistema linfático del cuerpo.

Como resultado, la luz pulsada intensa ha demostrado ser eficaz para las manchas de la edad, las lesiones vasculares, como las arañitas vasculares, e incluso algunas marcas de nacimiento. Además, la luz pulsada intensa puede reducir el enrojecimiento en pacientes con rosácea y otras enfermedades inflamatorias. Es especialmente eficaz para mejorar el tono general de la piel.




¿QUÉ EXPERIMENTARÉ DURANTE UN TRATAMIENTO DE LUZ PULSADA INTENSA (IPL)?


Los tratamientos con luz pulsada intensa no son totalmente indoloros, aunque el nivel de molestia depende de tu umbral individual de dolor. Es habitual que se aplique una crema anestésica tópica antes del tratamiento para reducir la sensación que a menudo se compara con el chasquido de una banda elástica en la piel.

Durante el tratamiento, tanto ti como tu profesional del cuidado de la piel llevarán gafas de protección. Después de limpiar la piel, el profesional del cuidado de la piel aplicará una fina capa de gel (utilizado para enfriar la piel) y, a continuación, colocará la superficie de cristal de un dispositivo manual directamente sobre la piel. El aparato emite destellos de luz, que continúan hasta que se ha tratado la zona deseada. La duración y la intensidad de la sensación variarán en función de la gravedad y el tamaño de la zona dañada. Una vez finalizado el tratamiento, se retira el gel y se puede aplicar una compresa fría durante varios minutos. El último paso incluye una crema hidratante nutritiva y un protector solar de amplio espectro.

Inmediatamente después del tratamiento, puedes notar un ligero enrojecimiento e hinchazón, similar al de una quemadura solar. El nivel de enrojecimiento depende del tipo de tratamiento que se reciba y de la sensibilidad de tu piel al mismo. Si se trata de pecas y manchas solares, es posible que se produzca sequedad y descamación alrededor de la zona tratada. En general, la mayoría de los efectos secundarios se resuelven entre 3 a 7 días. Sin embargo, esto puede prolongarse en el caso de tratamientos más intensos. Tu profesional del cuidado de la piel también puede recomendarte productos para el cuidado de la piel en el hogar, como Metacell Renewal B3, para ayudar a complementar los resultados. Esta emulsión diaria, que se ha demostrado segura para su uso inmediatamente después del tratamiento de IPL, refuerza la barrera de hidratación de la piel, aumentando así significativamente la hidratación.




¿CUÁNDO DEBO HACERME UN TRATAMIENTO DE LUZ PULSADA INTENSA (IPL)?


La luz pulsada intensa puede administrarse durante todo el año. Sin embargo, los resultados que se consigan con este tratamiento serán mínimos y de corta duración si no se cuenta con la protección solar adecuada. Como es posible que se experimente enrojecimiento después del procedimiento, se recomienda aplicar diariamente y con diligencia un protector solar de amplio espectro. Se debe tener especial precaución si se recibe el tratamiento durante el verano o en períodos de exposición al sol. También se recomienda el uso de ropa protectora y la exposición limitada al sol.




¿DÓNDE DEBO HACERME UN TRATAMIENTO DE LUZ PULSADA INTENSA (IPL)?


Aunque el alcance y la longitud de onda de la luz pulsada intensa pueden controlarse fácilmente, el tratamiento no está exento de riesgos y requiere un profesional del cuidado de la piel con conocimientos y experiencia para obtener los mejores resultados. Puede producirse hipopigmentación (pérdida de color de la piel) o hiperpigmentación (oscurecimiento de la piel), si el profesional no sigue las pautas adecuadas al ajustar la configuración del dispositivo para tener en cuenta el tono y el tipo de piel.

El costo de un tratamiento de luz pulsada varía en función de las sesiones necesarias, la zona a tratar y la máquina utilizada. Además, algunas máquinas están diseñadas para centrarse en cuestiones específicas y son menos eficaces en otras. Lo mejor es consultar a un dermatólogo estético con experiencia para que te ayude a decidir qué tratamiento y qué dispositivo ofrecerán los mejores resultados.

Encuentra un profesional del cuidado de la piel cerca de donde estés




¿DEBO INCORPORAR UNA RUTINA DE CUIDADO DE LA PIEL EN CASA?


Se recomienda seguir una rutina de cuidado de la piel en el hogar después un tratamiento con luz pulsada intensa; siempre consulta con tu médico para asesoramiento individual.

PRODUCTOS RELACIONADOS

Orientation message
For the best experience, please turn your device