Main content

LÁSER NO ABLATIVO

TRATAMIENTO DE RECUPERACIÓN DE LA PIEL PARA MEJORAR EL FOTOENVEJECIMIENTO Y LAS MARCAS DE IMPERFECCIONES


Láser no ablativo

Realizados por un profesional del cuidado de la piel, los tratamientos láser no ablativos utilizan la luz y el calor para desencadenar una respuesta de curación controlada en la piel. Estos tratamientos estimulan la renovación celular y la producción de colágeno para ayudar a mejorar el aspecto de las líneas finas y los pliegues, las cicatrices profundas o el tono y la textura de la piel.



PREGUNTAS FRECUENTES



¿QUÉ SIGNIFICA TRATAMIENTO LÁSER NO ABLATIVO?


Los tratamientos de recuperación con láser se categorizan como ablativos o no ablativos. Los láseres ablativos, como el de dióxido de carbono (CO2) y el de erbio (ER: YAG), actúan vaporizando la superficie de la piel para ayudar a activar la reparación de los tejidos y estimular la producción de colágeno.

Los láseres no ablativos generan calor por debajo de la piel para inducir una lesión controlada en la dermis sin dañar la superficie de la piel. Los láseres no ablativos son menos invasivos que sus homólogos ablativos. El tiempo de inactividad es significativamente menor y el potencial de padecer efectos adversos se reduce en gran medida.




¿QUIÉN ES UN BUEN CANDIDATO PARA UN TRATAMIENTO CON LÁSER?


Estos tratamientos son ideales para individuos con tipos de piel Fitzpatrick I-II, es decir, con cutis de claro a oliva que busquen mitigar la aparición de líneas finas y pliegues, suavizar las marcas de imperfecciones y mejorar el tono de la piel.

Los candidatos con tipos de piel Fitzpatrick IV y superiores, de tonos de piel medios a profundos, deben ser cautelosos al considerar el rejuvenecimiento con láser. Si bien los tratamientos no ablativos no son tan invasivos como los ablativos, los riesgos de hiperpigmentación posinflmatoria y marcas todavía existen. Si consideras este procedimiento, es esencial que busques un profesional en cuidado de la piel con experiencia y un amplio conocimiento, y trayectoria comprobada en tratamientos de pacientes con tonos de pie más profundos. Además, es sumamente importante que se respeten rigurosamente todas las indicaciones anteriores y posteriores al procedimiento, en especial, el uso de una pantalla protectora de amplio espectro.

Los tratamientos ablativos con láser son ideales para pacientes con un envejecimiento facial más importante, cicatrices profundas o picadas, o una pigmentación profunda y severa. Aunque este procedimiento es intenso, los resultados son significativos. Este intenso procedimiento puede provocar daños importantes en la piel. Por lo tanto, solo los pacientes que experimentan condiciones que requieren tales medidas agresivas deben considerarlo. La recuperación de un tratamiento con láser ablativo puede durar unas semanas y puede ser incómoda. Toda persona que se plantee el tratamiento debe prepararse para gestionar el periodo de recuperación y evitar por completo la exposición al sol.

Independientemente del tipo de piel, también es importante que analices con el profesional en cuidado de la piel cualquier medicamento que podrías estar tomando como Accutane que podría sensibilizar la piel a la luz UV.




¿CÓMO FUNCIONA EL LÁSER?


Los tratamientos láser no ablativo generan una determinada longitud de onda de luz para producir una lesión controlada en la piel, que fomenta la renovación celular. La energía que emite el láser calienta las capas inferiores de la piel de una manera controlada y objetiva. Este daño causado por calor activa una respuesta reparadora en la piel y estimula la producción de colágeno, una proteína estructural responsable de la elasticidad, la integridad y la firmeza de la piel. Todo esto ocurre sin dañar la superficie de la piel.

Existen diversos modos de emitir la luz láser no ablativo. Un método es no fraccionado, es decir que el láser actúa sobre toda un área de la piel. El segundo enfoque es fraccionado, un método mucho más común donde el láser solo apunta a una porción de la piel por vez. Este último enfoque emite calor mediante miles de columnas microscópicas, que se conocen como zonas de tratamiento microtérmico. Este enfoque favorece la aceleración de la cicatrización de la piel, reduce el tiempo de recuperación y ayuda a mitigar los posibles riesgos, por lo que es ideal para los pacientes que buscan un tiempo de inactividad mínimo.

Durante el rejuvenecimiento con láser ablativo, se dirige un intenso haz de energía luminosa (láser) a tu piel. El rayo láser lesiona la capa externa de la piel (epidermis). Al mismo tiempo, el láser calienta la piel subyacente (dermis), lo que provoca la contracción de las fibras de colágeno. A medida que la herida se cura, se forma una nueva piel más suave y tensa. Al igual que los láseres no ablativos, los tratamientos con láser ablativo también pueden ser fraccionados o no fraccionados.

Consulta con tu profesional del cuidado de la piel para determinar si los tratamientos con láser son adecuados para ti.




¿CÓMO SERÁ MI EXPERIENCIA DURANTE UN TRATAMIENTO LÁSER?


Según el tratamiento, el profesional en cuidado de la piel debe preparar el área que se va a tratar, para lo cual debe limpiar la piel. También te entregará un par de gafas de protección para cubrir los ojos. Si se considera necesario, se puede aplicar una crema adormecedora una o dos horas antes del tratamiento.

Durante un tratamiento láser no ablativo, tu profesional del cuidado de la piel pasará suavemente el láser por tu piel. La sensación a menudo se describe como retirar una banda de goma de la piel. Este procedimiento puede llevar desde 20 minutos hasta 2 horas según el área que se va a tratar. Una vez terminado, la piel se sentirá caliente, similar a una quemadura solar media, hasta 24 horas según el tratamiento. A veces, es necesario enfriar la piel con una bolsa de hielo o una mascarilla refrescante, como la de SkinCeuticals Biocellulouse Restorative Masque. El enrojecimiento por lo general desaparecerá a los pocos días, pero puede prolongarse según el tipo de láser usado y el área que se trata.

Para los tratamientos láser ablativos, el técnico probablemente adormecerá la piel con anestesia local. El tratamiento suele durar entre 30 minutos y 2 horas, dependiendo de la técnica utilizada y del tamaño de la zona tratada. Dependiendo de la intensidad del tratamiento con láser, se puede administrar medicación para el dolor para la recuperación. Una vez finalizado el procedimiento, puedes esperar un malestar general, enrojecimiento e hinchazón que puede tardar entre 2 y 4 semanas en curarse por completo.

Principalmente, la tasa de recuperación depende del tipo de tratamiento y de cómo reacciona la piel. Habla de los cuidados posteriores al tratamiento con tu profesional del cuidado de la piel antes del tratamiento para estar preparado.




¿CUÁNDO ES EL MEJOR MOMENTO PARA RECIBIR UN TRATAMIENTO LÁSER?


En todos los tratamientos con láser, tu piel experimentará una mayor sensibilidad a la luz ultravioleta. Como consecuencia, es mejor someterse a estos tratamientos en épocas de menor exposición al sol, como fines del otoño o el invierno. Si vives en un clima más cálido o prefieres realizar el procedimiento durante meses de más calor, es imperativo que evites la exposición al sol en la mayor medida de lo posible.

Sin embargo, independientemente de cuándo decidas recibir el tratamiento, es importante que te apliques una pantalla protectora de amplio espectro de manera rigurosa todos los días. No solo te ayudará a proteger los resultados del tratamiento, sino que también te ayudará a prevenir futuros signos de la edad de la piel. Para lograr la protección más completa, es posible que el profesional en cuidado de la piel te recomiende usar productos para cuidado en el hogar como C E Ferulic de SkinCeuticals. Probado para tu uso inmediatamente después de los tratamientos láser ablativos y no ablativos, este potente sérum con vitamina C está clínicamente probado para ayudar a reducir el enrojecimiento, la hinchazón y el tiempo de inactividad.1

1https://www.tandfonline.com/doi/full/10.3109/14764172.2015.1112408




¿DÓNDE PUEDO ENCONTRAR UN TRATAMIENTO CON LÁSER?


Como con prácticamente cualquier procedimiento, existen riesgos asociados con los tratamientos con láser. Incluyen infección, cambios en el color de la piel, enrojecimiento, hinchazón o ampollas. Para evitar efectos adversos innecesarios y maximizar los resultados, busca un profesional en cuidado de la piel matriculado con experiencia y capacitación en recuperación de la piel. El profesional en cuidado de la piel trabajará contigo para determinar el plan de tratamiento más efectivo según tu tipo de piel, problemas y resultados deseados.

Encuentra un profesional del cuidado de la piel cerca de donde estés >




PAREJAS PODEROSAS: OPTIMIZAR TU TRATAMIENTO CON EL CUIDADO EN EL HOGAR


Optimiza tu tratamiento láser y ayuda a mantener los beneficios con C E Ferulic. Cuando se utiliza inmediatamente después del láser, C E Ferulic ayuda a reducir el tiempo de inactividad disminuyendo la aparición de rojeces e hinchazones visibles. Después del tratamiento, cuando se utiliza como mantenimiento diario, C E Ferulic complementa los resultados del láser proporcionando una mayor firmeza, luminosidad y un cutis más joven.1

C E Ferulic es un sérum patentado con vitamina C para el día que brinda una protección avanzada contra el ambiente y mejora la apariencia de líneas finas y pliegues, la pérdida de firmeza, al tiempo que ilumina la piel.

1https://www.tandfonline.com/doi/full/10.3109/14764172.2015.1112408




¿DEBO INCORPORAR UNA RUTINA DE CUIDADO DE LA PIEL EN CASA?


Se recomienda seguir una rutina de cuidado de la piel en el hogar después del tratamiento láser no ablativo; siempre consulta con tu médico para recibir asesoramiento individual.

PRODUCTOS RELACIONADOS

Orientation message
For the best experience, please turn your device