Main content

  1. Inicio
  2. Tratamientos profesionales
  3. Tratamientos faciales médicos

TRATAMIENTOS FACIALES MÉDICOS

TRATAMIENTO FACIAL PERSONALIZABLE PARA LUCIR UNA PIEL MÁS SALUDABLE Y RADIANTE


Tratamientos faciales médicos

Realizado en un consultorio médico, los tratamientos faciales médicos exfolian, extraen e hidratan la piel con una combinación de productos y herramientas de uso médico. Indicados para una variedad de tipos de piel, estos tratamientos altamente personalizados mejoran la apariencia de varios problemas de la piel incluso las líneas finas y los pliegues, la firmeza, la textura, la congestión de los poros y las imperfecciones.



PREGUNTAS FRECUENTES



¿QUÉ SON LOS TRATAMIENTOS FACIALES MÉDICOS?


Un tratamiento facial médico sigue los mismos pasos generales que un tratamiento facial clásico de spa, incluso la limpieza, la exfoliación, la extracción y la hidratación. La diferencia principal entre estos dos tratamientos es que los médicos se realizan en un consultorio médico con productos y herramientas de uso médico. Los resultados generales son, por ende, más efectivos.

Puesto que los tratamientos faciales médicos se realizan en un consultorio, el profesional que lo practica puedes afectar la piel en un nivel más profundo. Por ejemplo, se puedes usar una exfoliación química de baja concentración durante un tratamiento clásico de spa, mientras que los ácidos no tamponados de mayor concentración se pueden usar durante un tratamiento médico.

Estos tratamientos se pueden personalizar en gran medida y ajustar a las necesidades y los problemas específicos de cada piel. Se pueden agregar complementos adicionales como dermaplaning para exfoliar físicamente la capa superior de la piel y mejorar la absorción de la solución química. Los tratamientos médicos también son un complemento efectivo a los que se realizan en consultorio, como los rellenos dérmicos y la recuperación de la piel con láser.




¿QUIÉN ES UN BUEN CANDIDATO PARA UN TRATAMIENTO MÉDICO FACIAL?


Puesto que estos tratamientos son muy personalizables, pueden abordar un gran espectro de problemas de la piel de manera efectiva, y son indicados para prácticamente cualquier persona. Tu profesional en cuidado de la piel trabajará contigo para comprender las necesidades específicas de tu piel y recomendar un plan de tratamiento médico facial personalizado.

Si bien estos tratamientos se pueden personalizar con una variedad de herramientas y productos, existen ciertas condiciones que pueden restringirlos, incluso el uso de medicamentos que ponen muy sensible la piel. Como con cualquier forma de tratamiento facial, se deben evitar ciertos ingredientes activos y modalidades como la recuperación de la piel con láser si estás embarazada o tienes algún problema cardíaco. Es importante que analices con tu profesional en el cuidado de la piel cualquier alergia, sensibilidad cutánea, condición subyacente o medicación que se tome antes de someterte a un tratamiento médico facial.




¿CÓMO VA A SER MI EXPERIENCIA DURANTE UN TRATAMIENTO MÉDICO FACIAL?


Un tratamiento médico facial por lo general se realiza en un consultorio médico. Durante el tratamiento, el profesional a cargo limpia, vaporiza, exfolia y repone la piel con una combinación de modalidades tales como exfoliación química, microdermoabrasión y dermaplaning. También se pueden incorporar tratamientos adicionales como microcorriente, terapia con luz LED, ultrasonido, luz pulsada intensa (IPL), radiofrecuencia o rodillo con microagujas.

Según los tratamientos que se realicen, la intervención puede durar entre 30 minutos y 1 hora. Es posible que sientas algo de incomodidad y tiempo de inactividad. Esto depende de la concentración de los ingredientes que se usen y los procedimientos que se practiquen. Una vez que se completa el procedimiento, es importante que sigas el protocolo posterior que indique tu especialista en cuidado de la piel. Esto es de especial importancia si el tratamiento médico facial incluye procedimientos que aumentan la sensibilidad de la piel a la luz UV.




¿CUÁNDO ES EL MEJOR MOMENTO PARA RECIBIR UN TRATAMIENTOS MÉDICO FACIAL?


Cuándo y con cuánta frecuencia someterse a un tratamiento facial médico depende de una serie de factores incluso los problemas de la piel, el resultado deseado y el tipo de tratamiento que se practique. Si buscas mejorar imperfecciones crónicas, es posible que te convenga una serie de tratamientos con un intervalo entre 4 y 6 semanas. Si estás buscando un rejuvenecimiento rápido de la piel para mejorar la luminosidad antes de algún evento, es posible que te convenga un tratamiento único. Sin embargo, los resultados generalmente son más pronunciados después de una serie de tratamientos.

Puesto que estos tratamientos faciales utilizan productos y herramientas de grado médico, se recomienda que se ejecuten durante períodos cuando la exposición al sol es limitada. Esto no necesariamente elimina los meses de verano, pero es muy importante respetar la protección solar.




¿DÓNDE PUEDO HACERME UN TRATAMIENTO MÉDICO FACIAL?


Estos tratamientos deben estar a cargo de un médico y un anestesista matriculado que trabaje bajo la supervisión de un médico. Puesto que estos tratamientos utilizan herramientas de grado médico, no están completamente libres de riesgos. Para evitar cualquier efecto adverso innecesario, busca un profesional con matrícula que tenga experiencia amplia y una trayectoria demostrada con resultados seguros y efectivos.

Encuentra un profesional del cuidado de la piel cerca de donde estés >




¿DEBO INCORPORAR UNA RUTINA DE CUIDADO DE LA PIEL EN CASA?


Se recomienda seguir una rutina de cuidado de la piel en el hogar después del tratamiento de cuidado en el hogar; siempre consulta con tu médico para recibir asesoramiento individual.




PRODUCTOS RELACIONADOS

For the best experience, please turn your device